Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestro sitio web, aceptás el uso de cookies. Saber más.

Qué ver y qué hacer en Sorrento con niños

“¡Ciao, Sorrento!” es lo primero que dirán los niños cuando vean la espectacular costa italiana y se deslumbren por la hermosa ciudad de los jardines. Este es un sitio perfecto para que los más pequeños se diviertan y construyan recuerdos felices contigo.

Qué ver y qué hacer en Sorrento con niños

Sorrento | ©Nick Fewings

No hay mejor manera de pasar tus vacaciones con los niños que en la hermosa Sorrento. Playas, helado, pizza: el sueño de todo niño. Además, no importa que sea invierno o verano, en Sorrento siempre hay algo por ver y hacer. Es el poblado perfecto para que los niños exploren nuevas culturas, conozcan de historia, se enamoren del arte, se nutran de otras culturas y absorban el sabor y el olor mediterráneo.

Sorrento es un sitio tranquilo para ti y un oasis de diversión para los niños. Aprovecha y no te pierdas las excursiones que se hacen desde Sorrento. Ten en consideración que los niños son especialistas en moldearse y ajustarse a cualquier sitio donde lo arrojen, pero igual tienes que tener en cuenta varias cosas al momento de viajar con ellos.

Evita estrés innecesario para tu vuelo con los niños

Llegando a un Aeropuerto | ©Oleksandr Pidvalnyi
Llegando a un Aeropuerto | ©Oleksandr Pidvalnyi

Puede que sea obvio, pero muchas veces he cometido el error de tomar un vuelo en un aeropuerto que está bastante lejos de donde vivo, para ahorrarme un par de euros. Añadirle cuatro horas de viaje al tiempo que se requerirá para llegar a Sorrento en Italia, será un infierno para los pequeños: los niños doblan la sensación temporal y creerán que están en una situación frustrante ya que te ven estresado por cosas que no entienden.

Te sugiero priorizar un vuelo que salga desde tu ciudad o desde el aeropuerto más cercano de tu hogar. Te propongo lo siguiente: toma un vuelo directo hasta el Aeropuerto de Nápoles-Capodichino, descansa esa noche en Nápoles y si es posible, tómate un día para visitar Nápoles con los niños; de esta manera descansan y se acostumbran al ritmo del viaje . Al día siguiente viaja hasta Sorrento.

Si no hay vuelos directos hasta Nápoles, entonces toma un vuelo hasta el Aeropuerto Internacional Leonardo da Vinci, en Roma y haces lo mismo: descansa y aprovecha para visitar Roma en dos días, para que amanezcan frescos al día siguiente rumbo a Nápoles y posteriormente Sorrento.

Y esto no es solo con el vuelo: cuando estés en Roma o en Nápoles y quieras dirigirte a Sorrento procura buscar los mejores buses turísticos de Nápoles que te hagan el viaje más ameno y tranquilo con los niños.

Reserva con antelación para evitar largas colas

Reservando por internet | ©Marek Levak
Reservando por internet | ©Marek Levak

Sorrento es un sitio sumamente turístico. No importa que sea verano o invierno, Sorrento siempre tiene multitudes de turistas. Eso solo quiere decir que, de nuevo, planificar con antelación será tu mantra, para que solo la serenidad familiar acompañe el viaje. Nada más estresante que un niño esperando en la fila de un sitio que puede le aburra y se frustre porque se está perdiendo un día de playa por ir a ver unas ruinas antiguas con el sol encima.

Te sugiero investigar, comparar ofertas y comprobar los horarios del sitio a donde vayas. Reserva de manera online aquellos tours que te faciliten tus necesidades como cabeza de familia. Por ejemplo, si deseas planificar una excursión a Pompeya con niños te sugiero que lo hagas a primera hora para evitar el tráfico y ser de los primeros en disfrutar las ruinas.

Lo más común es que siempre ocurran cosas inesperadas. Por más reservas y precauciones que tomaste con tu familia puede que algún tour se cancele o las condiciones meteorológicas no te permitieron disfrutar el paseo. De igual manera ten una segunda opción para no perder el día, como ir y visitar el casco histórico o pasar una tarde en los jardines de Sorrento.

Además, no solo se trata de prevenir una cola larga, sino adaptar el paseo al ritmo de los pequeños. Hay paseos que se pueden convertir en un hastío si duran mucho. Por ejemplo si planificas un tour por la Costa Amalfitana desde Sorrento anticípate y pregúntales qué horarios manejan y si los tiempos del tour se pueden ajustar para que los niños no se aburran o desesperen en el trayecto.

3. Una atracción a la vez, un lugar a la vez

Pompeya con el monte Vesubio al fondo | ©Antonio Campoy
Pompeya con el monte Vesubio al fondo | ©Antonio Campoy

La energía de los niños es intensa, pero de poca duración, entonces te sugiero tomes un día a la vez para conocer cada sitio que tiene que ofrecer Sorrento. Puedes incluso planificar para incluso visitar tres sitios, pero estos tienen que ser sumamente cerca entre sí y de visita amena y corta para que los niños no se desesperen. Tienes como opción visitar la Piazza Tasso, la Catedral de Sorrento y darte un último paseo en el Vallone dei Mulini.

Yo sé que el tiempo apremia siempre, pero recuerda que los niños no van al mismo ritmo que tú. Ellos se manejan por picos de euforia hiperactivos a momento de sueño y cansancio absoluto, por lo que debes hacer una agenda que se adapte a ellos. Disfruta y no apresures el viaje.

Lo mejor es que intercales los días: tómate una jornada para visitar Pompeya en uno de los tours desde Sorrento con los niños; descansa mientras paseas por las playas de Sorrento o quédate en la piscina del hotel jugando con los pequeños. Al día siguiente puedes ir a Nápoles a conocer las Catacumbas de San Gennaro para enseñarles historia o también puedes tomar un paseo en barco por la costa sorrentina, algo que le encantará a los niños especialmente si salpica el agua en el recorrido.

Reserva un paseo en barco por Sorrento

4. Aprovecha las tarifas reducidas y descuentos para menores de 7 años

En Capri | ©VV Nincic
En Capri | ©VV Nincic

Hay muchos sitios en Sorrento que tienen tarifas especiales para los niños menores de 7 años. Incluso, los museos tienen políticas para que los menores de tres años entren de manera gratuita. Esto te va a ayudar a ajustar tu presupuesto para el viaje. De esta manera lograrás ahorrar para incluir en tu viaje una excursión hasta la hermosa isla de Capri y los niños conozcan este paraíso.

Es más, puedo sugerirte que cuando vayas a reservar en Hellotickets aquellos sitios a los que desees ir con tu familia, tendrás la oportunidad de escoger el rango de edad de tus hijos en las opciones. Automáticamente te deducirán del precio total lo que tienes por tus hijos. Pero cuidado: incluye de una vez en la página a los bebés, no importa que sea gratis, porque a veces no se cuentan a los bebés en los tours y genera confusiones el día del paseo.

Seamos honestos. Italia es un lugar para el disfrute familiar, pero estoy seguro que no deseas endeudarte por el resto del año a costa de haber pasado un tiempo limitado en un sitio. Reduce los riesgos con estos consejos y aprovecha al máximo en tu viaje con los niños pagando lo mínimo mientras viajas con ellos.

Traveller Tip

Reserva tus días para visitar los museos los primeros domingo de cada mes, pues es posible visitarlos gratuitamente. Esto se hace en muchos museos de toda Italia.

5. Lleva algo de picar en la mochila

Niña con Mochila  | ©Vladislav Vasnetsov
Niña con Mochila | ©Vladislav Vasnetsov

Lo mejor es que lleves algo ligero en la mochila para que los niños coman o picoteen. Unas buenas manzanas; un par de duraznos; acompañados de algunos frutos secos, estos siempre serán una buena fuente energética y nutritiva. Lo mejor es que las frutas en Italia son sumamente dulces y deliciosas.

A ver: es obvio que Italia es una de las capitales gastronómicas del mundo y aquí nunca faltará una delicia cuando estés paseando por las vías públicas italianas o en las excursiones, pero para los niños no todo puede ser helados y pizza por mucho que ellos quieran. A esto le tengo que añadir que de igual manera están en una etapa de crecimiento y la dieta saludable y balanceada es importante para su desarrollo.

Los niños son sumamente impredecibles. A veces les dará hambre a deshoras, por el cambio de rutina, o sencillamente están saturados de los sabores nuevos y exóticos en su paladar y solo desean algo familiar. En ocasiones, el hambre es una manera de decir que están aburridos y que desean desviar su atención en otra cosa, por lo que puedes llevar algo hecho por ti para que saboreen la familiaridad del sabor hecho en casa.

6. Los coches para bebés no serán tu mejor aliado en Sorrento

Calles de Sorrento | ©alessiorossitto
Calles de Sorrento | ©alessiorossitto

La mayoría de los recorridos que vas a realizar en las calles de Sorrento van a ser en escaleras y casi todas las caminerías no son de suelo regular liso, sino más bien vas a estar en caminerías empedradas. Si le añadimos la cantidad de horas caminando por el Casco Histórico y por la costa, entonces no es lo más aconsejable el coche para bebé.

La mejor opción que te puedo ofrecer si andas con bebés todavía pequeños, es que te decantes por las mochilas o fulares de porteo. Agradecerás la plasticidad de esta mochila en adaptarse a todos los entornos del viaje y te dejarás de preocupar por el estrés de andar con el coche. Incluso, hay varios sitios que no permiten el coche como las ruinas de Pompeya.

Si viajas con niños un poco más grandes, se van a divertir caminando porque están alimentando su cerebro de experiencias nuevas. Lo que te sugiero con ellos es que alternes los descansos en algunos sitios para que se entretengan en las pausas y descansen.

¡Ah! Otra cosa que se me olvida: a pesar de la legislación de exigir Sillas de Retención Infantil (SRI), no esperes alquilar un coche con sillita, ni pedir un taxi con ella: las SRI no son frecuentes en esta zona, entonces es mejor que prevengas y te lleves una para tenerla a la mano si vas alquilar un coche.

7. Protégelos del sol si viajas en verano

Niño con Protector solar | ©sals_r
Niño con Protector solar | ©sals_r

Los meses de julio y agosto son los mejores para viajar las costas mediterráneas de Italia, pero también hay reconocer que las temperaturas en la región en esta temporada son altísimas llegando a ser insoportables para los pequeños. Ten en consideración que muchas de las visitas a Sorrento son al aire libre y estar bajo el sol puede resultar molesto e irritante para los niños que no están acostumbrado aguantar tanto tiempo con esa exposición.

La hidratación antes y durante de cualquier excursión o paseo por Sorrento y sus alrededores son sumamente importantes. Invierte antes del viaje en conseguir cremas solares de calidad, aunque el coste sea mayor de lo habitual: el sol no perdona en Sorrento por estas fechas. Recuerda también usar calzado cómodo, si es posible, deportivos; por mucho que deseen usar sus sandalias o crocs, lo mejor es ir bien protegidos en los pies.

Esto no solo aplica para los niños, sino para ti también. El calor agobia y más si no estás acostumbrado a temperaturas tan altas. Puedes, a su vez, aprovechar la ocasión y tratar de aminorar el calor al comprar esos sombreros tan hermosos de la costa amalfitana en alguna de las tiendas chic en el Corso Italia o en la moderna Piazza Lauro. Si te animas, puedes contratar un tour a esta costa, muy cercana a Sorrento, donde también hace mucho calor. Obvio, un helado al final de la visita o un refrescante limoncello es el mejor paliativo del calor.

Reserva una excursión a la Costa Amalfitana

8. Ten cuidado con las bajas temperaturas del invierno

Navidad en Sorrento | ©vincenzo di nuzzo
Navidad en Sorrento | ©vincenzo di nuzzo

Si por el contrario viajas en invierno, para disfrutar las navidades con tu familia en la hermosa Sorrento navideña, entonces requerirás resguardar a los niños del frío y los gélidos vientos. Sorrento es uno de los pocos lugares de Europa en ofrecer tantas opciones de paseos y viajes en todos los meses del año. Nada como pasar navidades en Nápoles y en la hermosa Piazza Tasso en Sorrento.

Comprar chaquetas impermeables, diseñadas para el frío invernal, aunque son un gasto exigente, es necesario para que los niños puedan disfrutar de los paseos, aguantando el frío. Las botas pueden funcionar por la topografía de la ciudad y los ratos que vas a caminar.

Termina el outfit de los niños con unos buenos gorros que protejan las orejas y nunca pueden faltar unas buenas porciones de helado para que el cuerpo se integre a la temperatura externa y la grasa de la leche caliente el interior del cuerpo. Las luces navideñas, junto con los inmensos árboles apostados en las plazas harán que los pequeños se olviden del frío y se calienten por la diversión del viaje jugando con los demás niños de la zona.

9. Consideraciones para alojarte en Sorrento con niños

Bote en Costa Amalfitana, Sorrento | ©BrenD
Bote en Costa Amalfitana, Sorrento | ©BrenD

Lo ideal sería que consiguieras un alojamiento con piscina y sala de juegos donde puedas compartir los ratos de ocio con los niños. Así, puedes tener un día de descanso en hotel para recargar energías para los siguientes paseos y si el hotel tiene una playa privada, pues no lo pienses demasiado ¡mucho mejor! Asimismo, desde Sorrento hay muchos paseos en barcos que te llevarán a otras costas y paraísos terrenales.

Sorrento, de toda la zona metropolitana de Nápoles, es la mejor población en relación calidad-precio en cuanto alojamiento de hoteles se refiere para familias. Es uno de los poblados más céntricos y cercanos a todos los puntos turísticos de la costa amalfitana y napolitana. Es decir, no queda lejos de nada y esto quiere decir que los viajes turísticos no van cansar a los pequeños.

Además, si solo te vas a quedar 3 días por Sorrento puedes también darte el gusto de añadir un plus en el alojamiento, ya que son de los más económicos de la región.

Reserva un hotel con desayuno y parking incluido, si lo necesitas. Además, si es posible, reserva uno con un restaurante interno por si el día del paseo se le hace largo y pierden la oportunidad de cenar afuera por el ajetreo de la gente en la calle. Alterar los horarios de comida hace que los niños se irriten y pierdan el balance alimenticio. Si previenes, podrás dirigirte al hotel y cenar tranquilamente, manteniendo la rutina y las horas para la comida. El desarrollo de los niños te lo agradecerá.

Traveller Tip

Es normal que en verano estén bastante abarrotadas de turistas las pequeñas playas en Sorrento. Te sugiero que añadas un gasto extra en beneficio de tu serenidad y contrates unas sillas con paraguas en algunas de las playas privadas que ofrece la ciudad.

10. Planifica tus comidas con los niños en Sorrento

gnocchi alla sorrentina | ©Giorgia
gnocchi alla sorrentina | ©Giorgia

Algo que siempre tienes que tomar en cuenta es establecer un diseño de restaurantes y horarios para comer para los niños. Es fácil caer en el desorden alimenticio cuando estamos viajando y nos distraemos por los encantos de Sorrento, pero es prioritario que enfoques la hora y los sitios para comer o si no los más afectados serán los niños y su crecimiento.

Si planificas bien tus horarios no dejarás nada al azar y no te estarás viendo en la situación de corretear por toda la ciudad o lugares turísticos buscando una mesa libre para los tuyos, mareando y molestando más a los niños.

Puedes comer sano y rico si haces cualquiera de los tours gastronómicos de Nápoles y Sorrento, por lo que te sugiero apuntarte en alguno de ellos junto a toda tu familia. ¡Vamos! El Mediterráneo es sinónimo de frescura y buena comida. Consulta los horarios de los restaurantes aledaños a los paseos y siempre ten un plan B si en la primera opción no tiene mesas disponibles.

11. Consulta la agenda cultural infantil

Circolandia | ©Charles
Circolandia | ©Charles

A pesar de las increíbles excursiones y atracciones que ofrece Sorrento, te sugiero que reserves un espacio en el itinerario del viaje para que los niños disfruten actividades diseñadas para ellos. Siempre hay algo en la agenda cultural de la ciudad que puede beneficiar a los pequeños.

De todas las opciones, te recomiendo a los circos italianos como Circolandia que son conocidos por su fantástico repertorio y multitud de actividades para que los niños dejen volar su imaginación. Las ferias de teatro o lectura siempre vienen acompañadas por un stand de marionetas, donde los niños podrán reír y disfrutar de tradiciones italianas.

La ciudad cuenta con tours especiales que incluyen cursos para hacer pizza con los niños. Nada le va encantar más a tu hijo que aprender a preparar su plato favorito: la pizza. También, puedes organizar un paseo en alguna fábrica de helados para que aprendan sobre el arte culinario del helado. Todo es cuestión de investigar qué les puede gustar.

¿Cuáles son las ventajas de hacer un tour guiado con los niños vs visitar Sorrento por tu cuenta?

Catedral de Sorrento | ©Mentnafunangann
Catedral de Sorrento | ©Mentnafunangann

Está la falsa creencia de que, si haces y planificas tus viajes de manera independiente, sin usar el recurso de los tours guiados, entonces no estarás viajando. Puede que seas bastante organizado y logres diseñar un viaje casi perfecto para tu familia, pero también una persona que usa los tours para su viaje quiere decir que es organizada. Los tours guiados te pueden facilitar tus excursiones con los niños y te quitan varios pesos de encima.

En Sorrento, tienes la oportunidad de ahorrar tiempo y dinero. Los guías ya saben los trucos del tráfico de la ciudad, saben administrar los tiempos de visita y saben cuánto tardarán en hacer el tour. Un viaje que dure cuatro horas, puedes reducirlo a una hora y tendrás chance de hacer otras actividades con tus niños. Además, en el paquete de los tours suele incluirse el precio de la entrada de los sitios, lo que hace que te ahorres una cantidad importante de recursos.

Lo más importante de esto es que los guías te harán el viaje y la historia más dinámica y divertida. Esto será un plus cuando viajes con los niños. No solo condensan la información, sino que proponen distintas maneras de narrarte los eventos del sitio. Así, toda la familia aprenderá mientras te relajas y conectas con Italia.

¿Cuáles son los pueblos que no debo perderme en la península sorrentina?

Visita Herculano | ©Pablo Cabezos
Visita Herculano | ©Pablo Cabezos

Sorrento se encuentra ubicada en la costa sur de la península sorrentina. Es un municipio del área metropolitana de Nápoles, en la región de Campania. Cuando vayas, te darás cuenta que es una de las zonas más hermosas del mundo. El sitio es sumamente fotogénico y a los niños les encantará saber qué películas se rodaron en esa región para después verlas contigo.

No puedes dejar pasar la oportunidad de que tus niños conozcan la isla de Capri o que se asombren al conocer las hermosas tierras de Positano. También pueden aprender sobre historia romana en las excursiones hacia Pompeya y Herculano o conocer el color turquesa de las playas de la costa amalfitana, además del respeto hacia la naturaleza sobre las faldas del imponente Vesubio.

Y sin embargo todo este reino de la belleza está a solo minutos de la gran e histórica Nápoles. Capital de la pizza, un clásico para los niños que nunca falla nada como que conozcan el origen de sus comidas favoritas. El cariño napolitano les dará un gran abrazo cálido en invierno y les brindará un refrescante helado en verano.

Reserva una excursión a Pompeya desde Sorrento